Las clases de baile son un excelente modo de promover la actividad física en todas las edades. En lugares como www.asisebaila.com nos enseñan todo lo necesario para aprender a mover el cuerpo con ritmo y estilo, a pesar de los impedimentos que suele poner la SGAE para reproducir música con derechos de autor.

La combinación de la música latina con el baile produce efectos muy positivos en el organismo del ser humano. Vivimos en una sociedad que cada vez incita más el sedentarismo, y esta es una buena oportunidad de mover el esqueleto y conocer gente con las mismas inquietudes. El ambiente en las escuelas de salsa es estupendo, con mucho compañerismo y ganas de aprender entre todos.

La salsa, un baile para todas las edades

El baile está recomendado para todas las edades, por eso si quieres promover el desarrollo psicomotriz y físico de tus niños, esta es una actividad muy divertida para que los más peques se lo pasen en grande con música de la buena. Además, quemarán energía y liberarán adrenalina, de manera que llegarán a casa derrotados, con ganas de irse a la cama prontito y descansar. Así cogerán fuerzas para un nuevo día, mientras que los padres podrán disfrutar de una noche plácida.

Pero no solo los niños se benefician de este baile. Cada vez hay más personas que quieren hacer ejercicio físico pero no meterse en un gimnasio lleno de máquinas o salir a correr sin ton ni son. Y tiene sentido. Parece mucho más entretenido relacionarse con otras personas, sentir el contacto humano, disfrutar de la música corriendo por nuestras venas. No te preocupes si piensas que eres torpe y que no se te da bien bailar. ¡Para eso están las escuelas! Los profesores de baile son muy comprensivos y conocen las mejores técnicas para aprender los pasos básicos.

Y no nos olvidemos de las personas de la tercera edad. Ellas son las que más dificultades pueden tener para hacer un ejercicio físico más tradicional, de manera que hay que presentarles actividades que les parezcan atractivas. Aunque la música latina ha derivado en variedades algo más agresivas como el reggaetón, la salsa vivió una época dorada durante buena parte del siglo XX, así que bailar y escuchar salsa será un instrumento magnífico para recordar viejos tiempos, para rememorar aquellos años de juventud en los que todo era posible y quedaba toda una vida por delante.

El baile tiene muchos beneficios, más allá de los puramente recreativos. Para los mayores, es importante porque mejora la movilidad de las articulaciones, que tan desgastadas se muestran con el paso del tiempo. Asimismo, tonifica los músculos ya que trabajan prácticamente todos, y también se gana fuerza muscular. Si actores como Miguel Ángel Silvestre aprenden, tú no vas a ser menos.